Hoodia (cactus)

Mitos y realidades sobre las plantas adaptógenas


Mitos y realidades sobre las plantas adaptógenas

Analizamos 21 plantas consideradas como adaptógenos


(imagen obtenida de Pixabay)



¿Las plantas tienen la capacidad de mantener el equilibrio del cuerpo ante situaciones de estrés? Eso es lo que se dice de las plantas adaptógenas. Como el estrés produce muchísimas enfermedades y alteraciones en el cuerpo, a estas hierbas medicinales se les ha atribuido la capacidad de mejorar y prevenir estos problemas.

 

Hasta aquí todo bien, de hecho, existen algunas evidencias que comprueban que las plantas adaptógenas pueden regular diversos procesos esenciales en el organismo, incluidos la digestión, el sistema inmune, el metabolismo energético, las hormonas, la presión arterial y el estrés.

 

Cada día la popularidad de las plantas adaptógenas aumenta. Han sido catalogadas como milagrosas o que lo curan todo, incluso se han creado fármacos que prometen más de lo que realmente hacen. 

 

Y debido a esta gran popularidad, las personas han dejado de usar los tratamientos convencionales para tratar enfermedades crónicas. ¿La razón? Los han sustituido por estas plantas adaptógenas.

 

La verdad es que las plantas son muy buenas y efectivas si se consumen con cuidado y control, el problema es la publicidad engañosa, la desinformación y las creencias populares sin ningún tipo de evidencia científica

 

La única manera de combatir todo esto, es investigando y buscando información confiable y de calidad,  por eso en este artículo no pretendemos engañarte. No hay plantas curalotodo, si bien estas plantas son medicinales, no son milagrosas ni mágicas. 

 

 

Para ayudarte a conocer la verdad sobre los adaptógenos, vamos a desvelar los mitos y realidades sobre las plantas adaptógenas. Aquí encontrarás todo lo que deberías saber sobre los 21 adaptógenos comprobados por la ciencia, así que no busques más.

 

Mitos y realidades sobre los adaptógenos

 

(imagen obtenida de Pixabay)

Lo primero que debes saber es cómo funcionan los adaptógenos. Para ello vamos a citar los 5 mitos más comunes sobre estas plantas medicinales.

 

Mito: los adaptógenos son plantas que identifican el problema en tu cuerpo y “lo curan”, por eso se pueden usar para tratar cualquier enfermedad o dolencia. 

 

Realidad: los adaptógenos actúan sobre el eje Hipotalámico-Hipofisiario-Adrenal HHA, directamente sobre la glándula suprarrenal, esta es la encargada de producir cortisol, una hormona que se produce en situaciones de estrés, pero la producción constante de esta hormona es la que genera los malestares generales.

 

Por lo tanto, estas plantas adaptógenas ayudan a disminuir la producción de cortisol y además fortalecen el sistema inmune. Como resultado, nuestro cuerpo estará alerta y preparado por atacar cualquier virus, infecciones bacterianas y diversos tipos de enfermedades como depresión, obesidad, Alzheimer, problemas inflamatorios, presión arterial, entre otros.

 

Si quieres saber más te invito a leer el primer artículo de esta serie: Todo lo que no sabías sobre las plantas adaptógenas

 

Mito: los adaptógenos son seguros para tu salud y no tienen efectos secundarios:


Realidad: Esto es falso. Debido a que los adaptógenos pueden modular el eje HHA, también pueden interferir con medicamentos usados para la tiroides, y debido a sus efectos en el sistema inmune, podría generar otras enfermedades autoinmunes.

Mito: los adaptógenos son tan buenos que pueden sustituir a los fármacos comerciales.


Realidad: los adaptógenos son complementos y no sustitutos de los fármacos comerciales, así que, si sufres una enfermedad crónica, por ningún motivo debes dejar de usar tu medicamento habitual. Además, antes de consumir plantas medicinales debes consultar a tu médico naturista o integrativo, recuerda que cada cuerpo es distinto.


Mito: los adaptógenos son milagrosos y pueden hasta sustituir los suplementos alimenticos.


Realidad: ninguna planta puede sustituir los alimentos de la dieta tradicional, si tu alimentación es deficiente, las plantas adaptógenas no te van a curar de la noche a la mañana. De hecho, una mala alimentación te traerá una mayor complicación que la que tenías inicialmente.


Mito: las plantas adaptógenas curan el estrés.


Realidad: la sensación de estrés es inevitable, cómo lo canalizas y qué tanto te afecta dependerá de ti, los adaptógenos solo pueden modular las reacciones producidas en tu cuerpo producto del estrés. Para mejorar el estrés, lo ideal es cambiar tu estilo de vida.


Nuestro herbalista Martin Antonioni te cuenta cuál es el primer paso que debes dar para lograrlo en este video: https://www.youtube.com/watch?v=dtMIu0XhF24


Ahora que conoces los mitos y realidades de las plantas adaptógenas en general, es momento de conocer cada una de ellas


Conociendo las 21 plantas adaptógenas más populares

(imagen obtenida de Pixabay)



 
 1. Ashwaganda

 


Conocida como “El rey de la medicina Ayurveda”, se ha demostrado que esta planta sirve para:

 

  • Reducir los niveles de estrés y ansiedad

  • Mejora la memoria, la función de la tiroides, la respiración y el sistema inmune.

  • Disminuye los niveles de azúcar en la sangre

  • Aumenta el rendimiento físico y estimula la formación de musculatura. 

  • Aumenta la producción de testosterona, por lo tanto, mejora la calidad de esperma.

  • En las mujeres potencia el deseo sexual y ayuda a conseguir orgasmos más intensos y duraderos.

 

La Ashwaganda es una planta adaptógena medicinal considerada segura, se recomienda usar en las mañanas con el desayuno y de 300-500 mg por día, durante tres meses, descansas un mes y retomas el tratamiento.


Si quieres saber cómo la Aswaganda puede ayudarte a mejorar tu rendimiento académico, checa nuestro video: ASHWAGANDHA - Es un suplemento, un anti-estrés y un ¿Afrodisíaco? 



3. Bacopa 

(imagen obtenida de Pixabay)


Es una planta adaptógena pequeña y de flores blancas azuladas, muy estudiada por su capacidad de mejorar la memoria, el aprendizaje, la concentración, reducir la fatiga mental y sobre todo por mejorar las funciones cognitivas de pacientes con Alzheimer.


Tiene una acción relajante sobre los bronquiolos, por lo que ayuda a pacientes con asma y mejora la digestión, previene las úlceras y la gastritis.


Se recomienda consumir un máximo de 300mg al día, es decir 2 capsulas de 150mg, una en la mañana y otra en la noche por un máximo de 3 meses.


Más sobre la Bacopa en nuestro post: ¿Qué es la bacopa y para qué sirve?


4. Licorice


(imagen obtenida de Pixabay)



También conocida como regaliz, es usada como saborizante, pero en la medicina alternativa, se utiliza para mejorar la acidez estomacal, el síndrome del intestino irritable, colesterol alto, calambres musculares, dolor causado por el cáncer, artritis, sangrado y úlceras estomacales.

 

También es muy usado para el dolor de garganta, la bronquitis, la tos, infecciones bacterianas o virales. Disminuye la eczema o picazón, hinchazón y enrojecimiento en el cuerpo. 

 

Esta planta es totalmente segura, incluso en mujeres embarazadas, claro, en pequeñas cantidades. Ojo, si usted comienza a consumir licorice, lo mejor es no consumir cítricos, ya que puede tener irritación estomacal y tampoco consuma tabaco, porque eleva la presión arterial.

 

La dosis recomendada es 200mg al día, por un máximo de tiempo de 4 semanas.

 

5. Dong Quai

 

Esta famosa planta asiática, según diversos estudios sirve para: 

 

  • Estimular el sistema cardiovascular e inmunológico

  • Aliviar el dolor de pecho

  • Mejorar la función cardiaca, las várices o hemorroides

  • Ayuda a mejorar la función cerebral en personas que han tenido un ACV

  • Evita la osteoporosis, la anemia y la demencia senil 

 

Contiene fitoestrógenos, que regulan las hormonas, por eso, ayuda con los ciclos menstruales irregulares, disminuye los sofocos y calorones, alivia el dolor menstrual (amenorrea y dismenorrea) y la migraña.

 

Y para los hombres también es muy útil: ayuda a prevenir y evitar la disfunción eréctil, la eyaculación precoz y la infertilidad.

 

Tiene algunas contraindicaciones, primero, debes tener cuidado si eres alérgico al carbatrol, el ácido palmítico, ácido linoleico, fitoesteroles y cumarinas ya que podrían causarte irritación o dolor estomacal.

 

Y tampoco es recomendado para mujeres embarazadas o lactantes, ya que puede ser abortivo e inhibir la producción de leche materna.

 

Si quieres saber más sobre esta planta leer nuestro artículo especial: Dong Quai para mujeres y hombres por igual

 

5. Milk Thistle

 

(imagen obtenida de Pixabay)


Su nombre científico es Silybum marianum, también conocido como cardo mariano o milk thistle. Es una planta de origen mediterráneo, pero ampliamente distribuida por todo el mundo, debido a su uso medicinal.

 

Esta planta ha sido muy utilizada por su contenido medicinal y además por su historia espiritual, ya que en el cristianismo se cree que esta fue la planta usada por la Virgen María para ocultar a Jesús de los soldados de Herodes. Es por eso que se cree que la planta está bendecida y tiene las propiedades medicinales que se le atribuyen, sin embargo existe poca evidencia científica que respalde todos estos beneficios. Según la creencia el cardo mariano sirve para:

 

Afecciones crónicas del hígado, el páncreas, la vesícula biliar, insuficiencia renal, colesterol y diabetes, pero sobre todo es usada como supuesta cura del cáncer, pero no hay evidencia que compruebe esto. 

 

Por esto, siempre es recomendable consultar al médico antes de usarla y si presenta alguna alteración suspender de inmediato, ya que podría tener efectos secundarios como reacciones alérgicas, erupciones en la piel, problemas respiratorios, malestar general, dolor abdominal, y diarrea.


6. Hyssop

 

(imagen obtenida de Pixabay)


El Hyssopus officinalis o hisopo es una planta de origen hebreo, muy conocido en la medicina natural por sus propiedades medicinales como analgésico, antiséptico y expectorante.

 

Esta planta tiene bastante protagonismo en la Biblia ya que era usada para purificar a los leprosos. De igual manera, sirvió para darle a Jesús un sorbo de vinagre cuando este pidió agua estando ya crucificado.

 

En general, esta hierba se usa para condimentar los alimentos, debido a su agradable aroma. Entre sus propiedades medicinales destacan la estimulación del sistema nervioso central, mejora la circulación y alivia la tos y el dolor de garganta, resfriados comunes, gripes, y bronquitis. 

 

Lo malo es que no existen suficientes estudios científicos que respalden todo esto, pero lo que sí se sabe es que puede provocar reacciones epilépticas y convulsiones así que no debe suministrarse por ningún motivo a niños. También produce náuseas y vómitos, es es abortivo, por lo que no debe ser consumido por mujeres embrazadas.

 

7. Cordyceps

 

Este es uno de los hongos medicinales más conocidos, sobre todo se ha popularizado gracias a la medicina china tradicional.


Ha sido muy estudiado con fines farmacéuticos, para crear la ciclosporina, un inmunosupresor del sistema inmune que permite el trasplante de órganos sin que el cuerpo lo rechace. 


Pero las propiedades más destacables de este hongo son la capacidad antibiótica y estimuladora del sistema inmune. Además se considera un potente afrodisiaco, que estimula el deseo sexual, regula las hormonas, evita la fatiga, la disfunción eréctil, la eyaculación precoz y favorece la fertilidad.


En la actualidad, muchos suplementos comerciales incluyen compuestos a base de Cordyceps, que ayuda a mejorar el rendimiento físico y el metabolismo ya que ayuda a producir más ATP.


Se considera seguro, pero no deben consumirlo niños ni mujeres embrazadas y no debes tomarlo por más de tres meses. Se puede mezclar con otros adaptógenos como el ginseng o ginkgo biloba.


Los nootrópicos de Mind Nutrition incluyen Cordyceps en su formulación, por eso son los más potentes y efectivos para ayudarte a tener energía.

 

8. Moringa oleifera

 

(imagen obtenida de Pixabay)


Es conocido como el árbol del milagro, ya que combate la fatiga y la gripe, mejorar el colesterol y evita las infecciones. Se usa para disminuir el estrés, la ansiedad, la migraña, la diabetes, artritis, problemas digestivos, enfermedades hepáticas y renales, para la retención de líquido, disminuye los niveles de colesterol, previene accidentes cardiovasculares y se cree que ayuda a evitar enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

 

¿Quieres saber más sobre este adaptógeno? Checa nuestros videos en Youtube: 

 

La moringa como superalimento.

La moringa: un  superalimento para las mujeres.

 

9. Astragalos

 

(imagen obtenida de Pixabay)

La raíz de astrágalo es una de las estrellas de la medicina china, y se usa para tratar diversas enfermedades. 

 

Lo más relevante es que ayuda a fortalecer el sistema inmune, aumenta las plaquetas, favorece el flujo sanguíneo, previene infecciones, enfermedades cardiovasculares, resfriados y gripes. Y también:

 

  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre

  • Favorece las funciones hepáticas y renales

  • Evita la fatiga y el cansancio

  • Oxigena el cerebro

  • Previene las alergias y la rinitis


Esta raíz no debe ser utilizada por mujeres embarazadas, lactantes o niños ya que puede causar irritación, diarrea y otros efectos colaterales. Tampoco se puede consumir si estás tomando medicamentos inmunosupresores, así que si observas alguna irregularidad, suspende de inmediato y visite a su médico.

 

10. Eleuterococo

 

También conocido como Ginseng Siberiano o la “planta de los rusos”, se considera con una eficacia media, debido a sus estudios aún no han sido probados en humanos, pero las pruebas en animales, determinaron que sirve para la diabetes, el resfriado común, las alergias e inflamaciones, mejora la memoria, fortalece el rendimiento físico y mental.

 

Para combatir el herpes genital, la resaca, disminuye los síntomas causados por el trastorno bipolar, la enfermedad de Alzheimer, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), artrosis, osteoporosis, fibromialgia, neumonía y anteriormente se usaba para curar la tuberculosis.


Es una planta medicinal considerada segura, pero en algunas personas puede causar irritación estomacal, náuseas y diarrea, es por esto que no se recomienda consumir en un tiempo mayor a tres meses. 

 

11. Maca


Esta planta de origen peruano era usada por los guerreros incas para la resistencia y vitalidad. Es una excelente fuente de vitaminas y minerales, es muy usada por ser un potente afrodisíaco natural, ya que aumenta el deseo sexual y el rendimiento, genera un mayor placer, orgasmos más prolongados y ayuda en casos de infertilidad.


También se utiliza para aumentar la resistencia física y mejorar la calidad del sueño. Disminuye la fatiga, la depresión y en las mujeres ayuda a combatir los trastornos asociados a la menopausia.


Usualmente se consume en polvo, que puede agregarse a zumos o batidos. La dosis recomendada es de 1-3 g/día.  


Si quieres conocer los mejores afrodisíacos naturales no puedes dejar de ver nuestros videos en Youtube: 



12. Jaogulan

 

También conocido como la orquídea de la vida, planta de la longevidad, hierba inmortal, jiaogulan o yiaogulan, estos nombres tan peculiares se deben a que tiene potentes antioxidantes que previenen y revierten el envejecimiento. 


A esta hierba, se le han atribuido muchas otras propiedades, pero solo algunas tienen una base científica como las siguientes: 


  • Reduce los niveles de colesterol y triglicéridos.

  • Aumenta la cantidad de linfocitos T.

  • Estimula el sistema inmune, 

  • Incentiva la producción de óxido nítrico, lo que disminuye la presión arterial ya que hace que los vasos sanguíneos se relajen.

  • Regula el sistema endocrino, el sistema nervioso y es un excelente tratamiento para enfermedades hepáticas.


Actualmente se investigan sus propiedades medicinales para tratar la diabetes y el cáncer. En general se toma como infusión o té tres veces al día, por un máximo de 3 meses. El jiaogulan es una planta segura, pero de igual manera no debe ser consumida por mujeres embarazadas o lactantes. 

 
13. Gotu kola

 

(imagen obtenida de Pixabay)

La famosa centella asiática, una planta ampliamente distribuida y comercializada por todo el mundo, es conocida por su capacidad de evitar y reducir las marcas del envejecimiento y mejorar las capacidades cognitivas como la memoria, la concentración y reducir niveles de ansiedad, pero eso es no es todo porque también tiene otras propiedades como:


  • Evita los ataques de epilepsia y convulsiones

  • Es antiinflamatoria, antibiótica y nootropica

  • Ayuda a mejorar la circulación, la diabetes tipo 2, fibrosis hepática.



En la antigüedad se consideraba un tratamiento para aliviar el dolor producido por la lepra. En la India se ha usado como anticonceptivo, pero esto aún no ha sido comprobado. Actualmente se usa como ungüento o crema, para tratar la psoriasis, queloides, manchas, quemaduras, heridas, escleroderma, irritación, acné y otras enfermedades de la piel.


Esta planta no debe ser consumida por mujeres embarazadas, ya que podría ser abortivo, ni por mujeres lactantes o niños, ya que se desconocen sus posibles efectos. 

 

14. Suma 

 

Conocida también como ginseng de Brasil o la planta de los Mayas, esta raíz se caracteriza por estabilizar las hormonas, (por lo que es muy usada para la fertilidad y como potenciador del acto sexual), reducir la inflamación, estimular el sistema inmune, combatir el envejecimiento y mejorar el funcionamiento cardíaco.

 

En la actualidad el principal interés por esta planta se debe a sus propiedades antitumorales que podrían ser la cura contra algunos tipos de cáncer y como posible tratamiento natural para tratar la anemia falciforme, ya que es capaz de mejorar la mal formación de los glóbulos rojos en pacientes con esta enfermedad. 

 

Lo mejor es que es considerada como una planta segura.

 

15. Shisandra

(imagen obtenida de Pixabay)

 

Una planta de origen chino, conocida como la fruta de 5 sabores, sus bayas se han usado desde hace más de 2000 años por sus propiedades medicinales como: 

 

  • Ayuda a disminuir el estrés, la ansiedad, la diabetes, el insomnio

  • Mejora la concentración y la memoria

  • Actúa como energizante, hepatoportector

  • Regenera los tejidos

  • Desintoxica el cuerpo

  • Mejora el rendimiento físico, la circulación, la oxigenación

  • Previene resfriados, alergias y diversos problemas respiratorios. 

 

Debido a que la Schisandra es un estimulante, las dosis deben ser controladas y no debe ser consumido por mujeres embarazadas, personas con epilepsia ni consumirlas en combinación con drogas estimulantes.

 

16. Amla

 

(imagen obtenida de Pixabay)

Conocida como amla o grosellero indio, con diversas propiedades medicinales, ya que funciona como un rejuvenecedor físico y mental, que potencia el sistema inmune, ayuda a frenar la diarrea y el vómito por infecciones bacterianas y virales.

 

Es un potente vigorizante, previene enfermedades neurovegetativas, la ansiedad y el estrés, ayuda a la digestión, la pesadez estomacal, los gases y las flatulencias, evita la acidez y las úlceras gástricas.

 

Es un hepatoprotector y cardioprotector, mejora los niveles de azúcar en sangre, alivia enfermedades respiratorias y es un excelente analgésico.

 

Lo mejor es que no presenta contraindicaciones

 

17. Rhodiola

 

(imagen obtenida de Pixabay)

Una planta estimulante muy conocida por ayudar a activar el cuerpo, disminuir la fatiga, la ansiedad y el estrés.

 

Al igual con otras plantas adaptógenas, tiene propiedades inmunoestimulantes, antidepresivas y antioxidantes que la hacen una excelente alternativa natural para:

 

  • Potenciar la energía y resistencia en deportistas

  • Prevenir enfermedades neurodegenerativas

  • Tratamiento para la depresión y el insomnio

 

Es muy buena para mejorar los síntomas de la menopausia, enfermedades renales, hepáticas, cardiovasculares, incluso como tratamiento para el cáncer de pulmón, leucemia y cáncer de mama. También es considerada como una planta segura para el consumo humano.

 

18. Fo-ti

(imagen obtenida de Pixabay)

 

(Fallopia multiflora) una planta adaptógena de origen chino, también conocida como fo-ti, fo-ti-teng o la planta rejuvenecedora, ya que su propiedad medicinal más conocida y característica, es la capacidad para rejuvenecer el cuerpo y revertir los signos de la edad y fortalecer el sistema inmune.


Otras de sus propiedades medicinales científicamente comprobadas es su capacidad para tratar enfermedades de los riñones, del hígado y cardiovasculares


Adicionalmente, fortalece los huesos, el cabello y las uñas, hidrata y protege la piel, es un potente laxante y antioxidante. 


No presenta efectos secundarios, pero se debe tener cuidado con las dosis debido a su efecto laxante. 

 

19. Maitake

 

El hongo maitake (Grifola frondosa), de origen japonés, en general crece en las montañas donde hay mucha humedad. En la antigüedad solo eran consumidos por la realeza ya que eran difíciles de conseguir y todo un deleite en el paladar.


Ayuda a fortalecer los huesos y es un excelente aliado para bajar de peso, inhibe el crecimiento de tumores, por lo que se cree que previene distintos tipos de cáncer, como el sarcoma, linfomas y melanomas, estimula el sistema inmunológico, ayuda a subir las plaquetas y a bajar los niveles de azúcar en sangre.


Tiene propiedades antifúngicas, antibacterianas y antiparasitarias, es un buen protector hepático, es un excelente antioxidante, mejora las funciones gastrointestinales, los síntomas del Alzheimer, la fatiga crónica. 


Por último, es un buen regenerador y cicatrizante 


Se considera un hongo seguro, pero en algunas personas puede causar malestar estomacal.

 

20. Holy Basil

 

(imagen obtenida de Pixabay)


También conocida como albahaca santa, es un adaptógeno de la India, que se ha usado tanto para saborizar las comidas, como por sus propiedades medicinales para bajar los niveles de ansiedad, estrés, depresión y otras enfermedades o condiciones como:

 

  • La diabetes

  • La hipertensión

  • El colesterol alto

  • Las cardiopatías

  • Enfermedades renales y del hígado

 

Es un potente antiinflamatorio, con propiedades antibióticas, que ayudan a combatir el resfriado común y la gripe.

 

En un estudio realizado en la India, se encontró que los extractos de esta planta protegen a las células contra los daños causados por la radiactividad y no tiene efectos secundarios.

 

21. Ginseng


(imagen obtenida de Pixabay)

Es una de las plantas adaptógenos más famosas, se caracteriza por su capacidad para fortalecer el sistema inmune e incrementar la actividad cerebral, que a su vez mejora la memoria, la concentración, evita enfermedades neurodegerativas como el Alzheimer y disminuye los niveles de estrés y de ansiedad. 

 

Alivia dolores crónicos, mejora el rendimiento físico y la calidad de sueño, regula los niveles de azúcar en sangre, previene enfermedades respiratorias, evita la disfunción eréctil, potencia el deseo sexual y se cree que además tiene propiedades anticancerígenas y cardioprotectoras.

 

No se han registrado contraindicaciones por consumir esta planta. Se recomienda tomar 500 mg diarios por un máximo de 6 semanas, descansar dos meses y retomar el tratamiento.


Palabras finales

 

Como te podrás dar cuenta, a pesar que existen muchísimas posibles propiedades de estas plantas, muy pocas han sido estudiadas y realmente comprobadas. Así que debes tener cuidado con esa publicidad engañosa que te promete curaciones mágicas, lee e infórmate sobre la verdad acerca de los adaptógenos.

 

También debes tener cuidado al momento de comprar suplementos herbales en tiendas online, por eso te recomiendo visitar nuestro video “Cómo comprar productos naturales de forma segura”.

 

Antes de tomar cualquier tratamiento natural debes consultar con tu médico naturista o integrativo. Recuerda que estas plantas pueden tener efectos secundarios o interacciones con algunos medicamentos lo cual podría ser perjudicial para tu salud.



¿Quieres saber cuáles son las plantas medicinales más poderosas? Las tenemos todas publicadas en www.cannabismedicinal.site

Publicar un comentario

0 Comentarios