Hoodia (cactus)

Las 7 plantas medicinales más renombradas en Venezuela

Existen un grupo de plantas medicinales de Venezuela que son utilizados en la actualidad para tratar los síntomas de diferentes enfermedades .Estas hierbas con propiedades terapéuticas han sido empleadas desde la antigüedad por las diferentes comunidades indígenas originarias de la región, quienes a su vez, han compartido sus conocimientos de boca en boca a las venideras generaciones. 

Nuestro equipo de investigaciones agrupó la mayoría de las plantas medicinales venezolanas en el cideo 25 plantas medicinales de Venezuela. A continuación le presentamos siete alternativas naturales para la prevención y el cuidado de la salud que puedes encontrar con facilidad en cualquier lugar del país.

1.      La Manzanilla o “Chamaemelum nobile


Esta planta posee múltiples propiedades curativas y está compuesta por un aceite rico en nutrientes, así como algunos minerales. Puede ser usada como calmante, reconstituyente, para combatir la fiebre e incluso para el control de los nervios.

Además, contribuye al buen funcionamiento del sistema digestivo, ya que sirve como disminuir los gases y los espasmos intestinales.

Está científicamente comprobado que la manzanilla es útil para calmar el vómito y diarrea. En caso de resfriado, se recomienda su uso para aliviar la congestión nasal y quebranto.

Las mujeres pueden usar la manzanilla para minimizar los dolores en el parto, el dolor en el vientre y otros malestares durante la menstruación.

Para el cuidado de la piel, se recomienda su uso para tratar ronchas, sarampión, inflamaciones, heridas y golpes en la epidermis.

Sus principales formas de preparación y consumo son a través de la infusión o té, ungüento y la maceración.

2.     El Mapurite o anamú

Es una planta medicinal de Venezuela reconocida por sus bondades anticancerígenas y para tratar la diabetes; también tiene beneficios medicinales a la hora de combatir diarreas y malestares estomacales.

Su nombre científico es “Petiveria alliacea” y es originaria de Norteamérica, Centroamérica, las Antillas y Sudamérica tropical.

En el mapurite se han identificado diversos compuestos medicinales. Uno de los elementos más resaltantes es el dibencílico trisulfuro, un compuesto muy útil contra el cáncer.

Sus hojas son efectivas contra distintos tipos de cáncer. Esto se debe a que es un hipoglucemiante, es decir, reduce el nivel de glucosa en la sangre eliminando el alimento de las células cancerígenas.

También actúa como un inmunoestimulante y tiene un efecto citotóxico para las células cancerígenas. Puede inhibir el desarrollo de cáncer de mama, combatir la leucemia y algunos tipos de cáncer cerebrales.

Además, por ser hipoglucemiante es recomendado para adelgazar, ya que reduce los niveles de azúcar en sangre evitando que esta pueda llegar a acumularse o convertirse en grasas.

Es un estimulador del sistema inmunológico, y se utiliza como aliado en la lucha contra la artritis, la diabetes, contra hongos y bacterias. También esta planta terapéutica se emplea para tratar afecciones nerviosas como calambres, histeria, epilepsia y rabia. Se recomienda en caso de dolor de cabeza y de muelas, caries y reumatismo.

En cuanto a su consumo, el mapurite se prepara y aplica en infusiones, aunque también se puede usar en cataplasmas y como ungüento.

3.     El llantén


Es una planta que lleva como nombre científico “Plantago major” y sirve para tratar enfermedades como el resfriado común, bronquitis, infecciones urinarias y hemorroides. Además, es un poderoso antiinflamatorio que alivia las irritaciones, tanto de los ojos como de la piel.

Los beneficios para la salud que posee esta planta se deben a que contiene una buena cantidad de antioxidantes, que ayudan a proteger y a prevenir los daños que causan los radicales libres en el cuerpo.

Tanto las hojas como las semillas del llantén, son utilizadas como antibacteriano y astringente, también se usa para reducir el riesgo de infecciones y como relajante muscular.  A nivel digestivo, puede usarse como diurético y laxante.

Las semillas del llantén son consideradas de gran utilidad para hacer desaparecer los parásitos, especialmente en tratamientos naturales dirigidos a infantes y adolescentes.

En cuanto a su consumo, se puede beber en forma de té o aplicar en las partes del cuerpo afectadas como cataplasma. Para más información te invitamos a ver un video explicativo sobre el llantén y cómo se usa en nuestro canal de Youtube:



4.     La hierba mora


Sus flores, tallos, hojas y frutos son empleados para conseguir el alivio a diversos tipos de trastornos, especialmente del sistema digestivo.

Esta hierba terapéutica venezolana hace las veces de un medicamento que previene las infecciones internas y externas, a la vez que sirve para desinflamar, y como un potente diurético. Es indicado para el tratamiento de las úlceras bucales, específicamente al ser masticada.

Ayuda en la prevención de problemas digestivos como la disentería y flatulencia pépticas. De igual modo, alivia la fiebre y trastornos de la piel como la comezón causada por la sarna, las quemaduras y erupciones. Es recomendado en enfermedades como el vitíligo.

La hierba mora también conocida por su nombre científico Solanum nigrum, es empleada para el control de la diabetes y reducción de trastornos hepáticos. En el caso del sistema respiratorio, ayuda a obtener alivio de la tos y problemas del asma.      

Su principal modo de preparación y consumo, es a través de bebidas como el té.

5.     El pazote

El pazote tiene el nombre científico “Dysphania ambrosioides” y es una planta que puede ejercer funciones antiparasitarias, las cuales paralizan las lombrices y gusanos del intestino.

Puede servir incluso como aperitivo o acompañamiento en las comidas. Tiene bondades antiinflamatorias que son de gran utilidad contra picaduras de ciertos insectos o irritaciones de la piel.

El pazote presenta propiedades adelgazantes, recomendable en el caso de personas obesas. También ayuda a limpiar las vías respiratorias.

En las mujeres, es empleado para lograr un ciclo menstrual regular, también ayuda a controlar los síntomas premenstruales y menstruales como los cólicos.

Puede ser ingerido como bebida, entre las comidas e igualmente aplicado como ungüento.

6.     La Hierbabuena


La hierbabuena (Mentha spicata) procede de la combinación de dos tipos de menta: la menta negra que tiene un tono violáceo y la menta blanca de un color verde más uniforme.

Entre sus bondades de esta planta medicinal de Venezuela, encontramos que favorece la salud y buen funcionamiento del sistema digestivo, aligerando la digestión, los gases intestinales, así como las inflamaciones del hígado y vesícula. También es un buen sedante y calmante.

Esta planta tiene grandes beneficios a nivel respiratorio, reumatológico, nervioso y dermatológico. También es útil como calmante de calambres musculares.

El té de esta hierba es recomendado por los pediatras para tratar el cólico infantil. Su aceite se emplea habitualmente para aliviar la tensión y tiene un efecto relajante, sobre todo en aquellas personas que padecen estrés. Se utiliza también para tratar mujeres embarazadas con síntomas de nausea.

En cuanto al sistema respiratorio, la hierbabuena contiene características antimicrobianas y antiinflamatorias que ayudan a aliviar problemas como el dolor de garganta, congestión de la sinusitis y nariz.

El aceite de esta planta funciona muy bien como antiséptico para tratar heridas y úlceras, protegiéndolas de infecciones y ayudando a que sanen más rápido.

7.     La árnica


Con el nombre científico de “Arnica montana”, es una planta herbácea vivaz originaria de Europa que pertenece a la familia botánica de las Asteraceae, igual que la manzanilla y la caléndula o maravilla.

El árnica se utiliza en la medicina natural venezolana con fines medicinales principalmente de forma externa aplicando cataplasmas, ungüentos, tinturas, infusiones, etc.

Tiene una potente acción antiinflamatoria, antibacteriana, cicatrizante, sedante y analgésica, en el caso de afecciones internas y externas del organismo.

Entre sus principales beneficios podemos encontrar que es especial para las luxaciones, golpes, traumatismos y torceduras. El árnica puede ayudar a prevenir la alopecia y acelera la recuperación en casos de tromboflebitis y de los edemas producidos por traumatismos.

Para el cuidado de la piel, ayuda evitando la irritación, prurito, acné o eczema. Es una planta medicinal útil para regular la grasa de piel o cuero cabelludo con seborrea.

El árnica puede ser preparada y utilizada en forma de infusión, y especialmente, como cataplasmas aplicados directamente sobre las zonas del cuerpo que así lo requieran.

Publicar un comentario

0 Comentarios